martes, 29 de marzo de 2016

Cuéntame


Cuéntame, qué aprendes aquí




La energía es como el agua. Si a un terreno no llega la suficiente, sequía. Si llega en demasía se inunda. Si se queda estancada se va pudriendo.
Las técnicas de relajación, yoga y chi-kung disuelven los bloqueos energéticos que se manifiestan en el cuerpo, las emociones y la mente.
Aprendemos a respirar, relajamos las tensiones y al hacer que la energía vuelva a fluir libremente, alcanzamos bienestar físico, estabilidad anímica y mayor apaciguamiento mental.
 Necesitamos conocernos para comprendernos y poder transformarnos.
Ese es el objetivo de esta escuela. Sin la salud, lo demás poco vale.

lunes, 28 de marzo de 2016

Depuración hepática

Según la medicina tradicional china, de la que la parte más conocida es la acupuntura. Cada estación del año está "regida" por un órgano.
En primavera se " despierta" el hígado, y es un buen momento para ayudarle descargándolo un poco de las toxinas acumuladas durante el invierno.
Esta es una limpieza que se puede hacer para 15 días, fue sugerida por el  maestro de chi-kung, médico y acupuntor Oscar Salazar a sus alumnos.

Tomar en ayunas una ampolla de alcachofa y rábano negro.
A continuación un vaso de agua caliente con el zumo de medio limón, o un zumo de zanahoria y apio( se puede alternar)
Infusión de romero después de comida y cena.
Consumir un diente de ajo crudo, sin germen, al día.
Consumir aguacate regado con abundante zumo de limón.
Poner rodajas de cebolla a macerar por la noche con zumo de limón con un poquito de pimienta negra y sal marina toda la noche, consumirla al día siguiente con ensalada.
Aliñar las ensaladas con aceite de oliva y zumo de limón.
Durante este período NO SE PUEDE TOMAR : Lácteos, café, chocolate, alcohol, coca-cola, ni otros tóxicos hepáticos, yo también reduciría todo lo posible los fritos. AVISO Si se toma alcohol, en mitad de la limpieza, puede sentar francamente mal.

Los primeros días puede notarse algo de irritabilidad (emoción asociada al hígado), o incluso pueden aparecer dolores relacionados con la esfera hepática, también podemos descubrir que tenemos "mono" de esas sustancias a las que nos hemos ido acostumbrando. No siempre ocurre, y si lo hace , son pocos días. Después suele sentar muy bien, se duerme mejor, se está más vital, con menos irritabilidad y rabia y con mejoría de los síntomas asociados a alteración de hígado o vesícula.

Yo lo planteo como una forma de depuración, que como con otras formas de autogestión de la salud, como el ayuno, uno debe hacer de forma consciente y responsable.

A mi personalmente me ha ido bastante bien, no siempre he seguido todos los pasos,, por ejemplo la cebolla, o el aguacate, no me hacen mucha gracia, y a veces no la he hecho tantos días. Esta es una sugerencia, luego cada cual se organiza.