martes, 29 de marzo de 2016

Cuéntame


Cuéntame, qué aprendes aquí




La energía es como el agua. Si a un terreno no llega la suficiente, sequía. Si llega en demasía se inunda. Si se queda estancada se va pudriendo.
Las técnicas de relajación, yoga y chi-kung disuelven los bloqueos energéticos que se manifiestan en el cuerpo, las emociones y la mente.
Aprendemos a respirar, relajamos las tensiones y al hacer que la energía vuelva a fluir libremente, alcanzamos bienestar físico, estabilidad anímica y mayor apaciguamiento mental.
 Necesitamos conocernos para comprendernos y poder transformarnos.
Ese es el objetivo de esta escuela. Sin la salud, lo demás poco vale.